Dentro de la hostelería uno de los puestos de trabajo de mayor demanda es el de camarera de habitaciones. Si tienes un especial gusto por el detalle, te gustan las cosas bien hechas, eres disciplinado y metódico, deberías aprovechar esta oportunidad.

Para trabajar de camarera de habitaciones debes de ser muy organizado y prolijo pues los clientes al entrar a la habitación deberán de sentir como si ellos la fueran a estrenar.

Cada hotel, según el número de estrellas que tenga, tiene sus protocolos de limpieza, sin embargo trataremos de explicar en qué consiste este trabajo en términos generales.

Lo primero que debe de hacer una camarera de habitaciones, nada más entrar a la habitación es abrir la ventana para tener una buena iluminación y sobre todo para ventilar el colchón y la habitación.

En el caso de que la habitación la hayan dejado ese día los huéspedes y vaya a ser ocupada por huéspedes nuevos, deberán de recoger todas las cosas que el huésped haya dejado y que no sirvan y tirarlas a la basura. Si encontrase algo de valor: ropa, documentos, aparatos electrónicos u otra cosa, éstos deberán de ser entregados a la gobernanta del establecimiento si la hubiese o a la persona encargada de los objetos perdidos, para que en caso de que el cliente lo reclamase se le pueda entregar. Si el huésped está todavía instalado en esta habitación deberás de respetar el lugar en donde él deje sus cosas para que las pueda encontrar fácilmente; si hay algo en el suelo pero en un lugar en donde no se ve, deberás seguir el protocolo marcado por el hotel, o bien dejarlo a la vista del huésped.

Posteriormente se deberá recoger la ropa de camas, toallas de baño y cualquier otra ropa blanca que se use en la habitación; se pondrá en las bolsas de la tintorería para que el personal encargado las lave y deje listas para la siguiente habitación.

Camarera de habitaciones: Reparto de trabajo

Ahora es el momento de limpiar la habitación, en el caso de que se destinen dos camareras de piso por habitación, una se encargará del baño y la otra deberá encargarse de la habitación. En el caso de que solamente una camarera sea la encargada de la limpieza, se aconseja comenzar por el baño. En el baño se deberá recoger la basura y los envases usados. Posteriormente limpiaremos el baño con los productos específicos que proporciona el hotel para el cuidado y desinfección de cada uno de los muebles del baño, de la misma manera seguiremos las indicaciones de uso de estos productos, así se conservarán en mejor estado los muebles de baño. Prestaremos especial atención a los espejos y grifos metálicos para que no quede ni una mancha en ellos. Una vez hayamos terminado de limpiar, procederemos a colocar las toallas y reponer los envases de champú y gel de ducha, así como cualquier detalle que el hotel tenga dispuesto para los clientes. Y por último se colocará la bolsa de basura en la cesta.

Continuaremos ahora con la habitación, donde se deberá de preparar la cama con la ropa limpia. Se limpiará el polvo de todos los muebles con los productos proporcionados por el hotel y se irán reponiendo los enseres del cuarto que tengan algún desperfecto o se hayan roto. Por último, se deberán cerrar las ventanas de la habitación y limpiar el suelo para cerrarla. Cualquier incidencia se debe de indicar en las hojas de trabajo. Ahora solo queda avisar a la gobernanta, en caso de que la haya, para que dé el visto bueno y la recepción pueda disponer de esta habitación para un nuevo cliente.

Si tienes una sensibilidad especial, gusto por el detalle y eres una persona metódica y organizada, no lo pienses más. Ven y capacítate con nosotros, infórmate en IP Centro.